Cómo vivir en positivo

Seamos sinceros la felicidad no es un estado permanente sino, que está compuesta por pequeños momentos agradables en los que nos hacen ver el mundo un poco más positivo.

Es por ello que nuestra situación laboral, nuestra pareja, la soledad…Siempre hay algo que te dificulta tener una actitud positiva.

Pues bien, aunque todo pueda estar mal, tú puedes (es más, debes) ser feliz. Y puesto que aquí estamos para ayudar. Te explicaré algunas de las formas en las que puedes cambiar tu mentalidad.

Hay una fórmula que consiste en:

FELICIDAD=PREDISPOSICIÓN+CONDICIONES DE VIDA+ACTIVIDADES VOLUNTARIASpositivo

Antes de pasar a explicarte la parte práctica, te explicaré en qué consiste esta fórmula.(positivo)

La primera, la predisposición determina cuán felices somos por naturaleza. De acuerdo con los investigadores, este componente es el responsable de un 40% de nuestra experiencia de éxito. Si bien la predisposición tiene un factor genético, existe una importante parte de influencia en la infancia. Pero ¿significa eso que no podemos actuar sobre esa realidad? Sabemos que los medicamentos y las terapias cognitivas transforman el cerebro a corto plazo gracias al engaño químico o la repetición de creencias o acciones, lo que demuestra que sí podemos.

La actitud positiva, gracias a los momentos de satisfacción genera dopamina -un potente antidepresivo-, serotonina -responbsable de aumentar la autoestima- y oxitocina -conocida como la hormona del placer-. Así tendremos la parte química conseguida.

El segundo factor, las condiciones de vida, tasan entre un 7 y un 12% de la experiencia total de felicidad. Este factor, nos hace pensar que un entorno favorable, representaría un buen empujón para nuestra felicidad.

El tercer elemento, por lo tanto, las actividades voluntarias o decisiones, adquiere un peso de casi el 50% de la experiencia de la felicidad. En nuestra mano está pues, la mitad de nuestra felicidad. Según los estudios realizados, está demostrado que una comida agradable, una sesión de sexo satisfactoria… etc nos genera un aumento de la felicidad. En cambio, al realizar acciones más altruistas, es decir, enfocarnos en la felicidad de los otros, nos generan un aumento de felicidad más duradera.

Así pues, vemos que ni los genes, ni nuestra infancia, ni nuestro entorno, son losas, sino química y experiencias que podemos modificar gracias a las decisiones que tomemos.

Por eso mismo, ahora…… Pide lo imposible! porque seremos realistas y sabemos que podemos alcanzarlo.

Muestra tu actitud positiva…La naturaleza nos colocó los ojos de forma que pudiéramos mirar hacia adelante.

2017-06-04T21:51:47+00:00

About the Author:

Amante de la ilustración y el diseño se pasaría las horas en frente del ordenador, pero de vez en cuando sale un poco para ser ella la protagonista.