Quieres ser freelance?

Es muy fácil decir: ¡Quiero ser freelance! Pero, ¿sabes por dónde empezar?

 

freelance

Llevo queriendo ser freelance mucho más tiempo del que quisiera admitir. Pero cuando de verdad tienes el valor de intentarlo, es cuando realmente te das cuenta. ¿Serás capaz? Una especie de escalofrío sube por tu garganta y miles de dudas te golpean el cerebro.

Si quiero ser freelance, es porque quiero trabajar por mi cuenta, pero ¿Cómo debería hacerlo?, ¿debería tener ya clientes en mente?, ¿debería saber a qué sector me gustaría dedicarme?”.

No pasa nada, a todos nos cuesta siempre decidir las cosas importantes. Y hacer del trabajo tu pasión es una de las mayores alegrías que te pueden ocurrir. Pero va a ser un camino difícil.

“Ganarse la vida por uno mismo es muy duro, sí. Pero si tienes éxito puede ser muy gratificante.”

En la época en la que estuve trabajando como comercial sabía que lo que hiciera, sería lo que me llevaría a casa. Hasta entonces, había tenido trabajos de media jornada, jornada completa, prácticas…y puedo decir que todos cojean del mismo pie.

Son horarios que cumplir, en un trabajo quizás poco gratificante, horas extras sin pagar, unos jefes que quizás sean más capataces que compañeros, pero al fin y al cabo, es un trabajo. Dinero que se acumula a final de mes para poder disfrutar la vida como quieras.

¿Qué pasaría si te dedicaras a tu sueño?

Conozco a muchas personas que ahora mismo están dedicándose al 100% a cumplir su objetivo. Gente del trabajo, gente de la universidad… Con expectativas más grandes o más pequeñas, pero ahí están al pie del cañón dándolo todo.

Son esas personas que ya lo tienen claro y no titubean. Sólo miran hacia delante sin miedo. Porque, ¿a qué deberíamos tener miedo?, ¿a quedarnos como estamos? ¿Al éxito?

¿Estás preparado?

Cuando me encontré corriendo por las calles, escaleras, ascensores, timbres, insultos, regalos…fue cuando me di cuenta, en realidad, de lo duro que es trabajar. Si lo haces mal, lo haces mal tú, no la empresa. Si te sientes solo, es porque estás solo. Si te encuentras mal y no trabajas, es otro día que pierdes.

Pero los mejores días, te puedo garantizar que volvía a casa con una sonrisa de oreja a oreja, sin importarme que trabajara de 8 de la mañana a 10 de la noche.

Tal vez, si no hubiera trabajado nunca de comercial, no me hubiera aventurado a depender de mí misma. Ni me plantearía palabras como freelance o emprender. Está claro que los empleos de media jornada son una gran ayuda, pero tal y los tiempos que corren… No se pierde nada por tener fe en uno mismo.

Es por ello que necesitas de mucho valor y fuerza para poder ser tu propio jefe. Pero lo que más necesitas es ilusión. Con eso ya tienes casi la mitad del camino hecho. Poco a poco, si sigues luchando conseguirás subir escalones y obtendrás tu premio.

Ya estás casi convencido….

de que lo único que haces es ponerte excusas. Excusas para no buscar trabajo, excusas para no esforzarte, excusas para bla, bla, bla … Y nos cuesta mucho esforzarnos. A todos. Pero todo esfuerzo lleva su recompensa.

Yo realmente, me di cuenta conscientemente de que quería ser freelance, hace poco. Desde mi trabajo como comercial me di cuenta de que si tenia que trabajar por mi misma para sacar adelante la empresa de otros. También sería capaz de trabajar para mi propia empresa, es decir yo.

Así que, déjate ya de excusas y ves a buscar tu propio camino!

¿Qué pensáis? ¿Alguna vez os habéis atrevido a ser valientes o aún tenéis un mundo por descubrir?

Si queréis ideas y opinar podéis visitar mi perfil en Pinterest.

2017-06-04T21:51:46+00:00

About the Author:

Amante de la ilustración y el diseño se pasaría las horas en frente del ordenador, pero de vez en cuando sale un poco para ser ella la protagonista.