Seleccionar página

Cuando era pequeña siempre estuve apuntada a academias de arte. Mis padres se encargaron de desarrollar esa faceta de mí, porque veían que tenía buenas manos. Y ese camino lo he seguido siempre. Recuerdo lo molesta que me sentía con el olor tan fuerte de aguarrás. Tanto que me daba dolor de cabeza…

Todos tenemos miedos que nos impiden disfrutar de las cosas que amamos.

Mi tía tiene una tienda de artículos de arte y siempre me ha dicho que hiciera un par de retratos para poder exponerlos, que ya vería como la gente acababa algún día por encargarme alguno.

De pequeña todos mis amigos querían un dibujo, pero el mundo de los negocios es mucho más complicado. Ganarte una economía, y ya no digamos estable, con tu arte…es hoy por hoy, difícilmente posible o prácticamente imposible.

Cómo es visto el arte hoy en día

Por eso mismo, los miedos al rechazo los tienes a flor de piel. Pero siempre ha sido así, lo único que no ha cambiado ha sido tu manera de enfrentarte a las cosas y eso hay que cambiarlo. O vaguería? Quién sabe … pero más vale que eso cambie, si quieres conseguir algo.

¿Entonces?

El primer objetivo que me he propuesto ha sido: hacer retratos a las personas por 10€

Y lo he conseguido gracias a plataformas como Fiverr, Gigalo y Geniuzz, os las explico mejor en otro artículo. He elegido a estas tres en concreto, pero hay muchas más que os pueden servir: en inglés, en español… y no solo se realizan trabajos de diseño, sino que también tienen un apartado para community manager, escritores, traductores, asistentes… Todo un abanico donde elegir cómo prestar nuestros servicios. También os darán la opción de poder crear anuncios y banners para que podáis incrustarlos en vuestras páginas y promocionaros así también.

De esta manera puedo dar a conocer mis dibujos, obligarme a dibujar y de paso, a ganarme si se puede algo de dinero.

Son pasos de hormiguita, pero mejor tranquila y ordenadamente, que mal y a lo loco!



Ahora ya no hace falta un taller con un montón de productos para poder diseñar y pintar. Puedes coger perfectamente tu tablet y dibujar directamente. O bien, escanear y hacer uso del photoshop (cualquier programa de diseño). Es una técnica que he aprendido a adorar, esa y la acuarela. Pero…

Siempre me ha encantado el olor a aguarrás. Y todavía sigo guardando un bote en el armario. Para cuando me entra nostalgia 😉

Un saludo